Esta morocha quería tonificar sus glúteos y se lo hicieron a porongazos

Buscaba un cambio en su vida, una renovación y pensó que contratar un personal trainer la ayudaría a emprender ese camino. A pesar que el tiempo había pasado, aún se sentía joven y se sentía muy atraída por los jóvenes; quería estar deseable para ellos. Ya contaba con buenas tetas, solo le faltaba tonificar bien la cola. Así conoció a Peter, su entrenador personal. Si bien no era como los adolescentes que a ella le gustaban, seguía siendo menor que ella. Tampoco es que lo pensó demasiado; él apuro una situación que ella solo, muy en el fondo, deseaba que pasara. Por eso, cuando le quitaron la calza y le dieron verga sin parar, ella supo que su renovación había empezado. Era una renovación sexual.

Videos recomendados